Balance de la Inmunidad

¡Una inmunidad bien ajustada es la clave para la salud! Lee aquí debajo como un desequilibrio en tu sistema inmune te puede afectar:

  • Inmunidad suprimida: puede causar resfriados más frecuentes, infección de heridas, problemas digestivos, cansancio y fatiga, el desarrollo de células cancerígenas, etc.

  • Autoinmunidad: una reacción exagerada del sistema inmune causa que tu sistema ataque a tus propias células. Algunos ejemplos incluyen: Diabetes tipo I, Lupus, enfermedad de Hashimoto, Psoriasis, Artritis Reumatoide, Colitis Ulcerosa, Enfermedad de Crohn, etc.

Por suerte nuestra dieta y suplementos alimenticios pueden ayudar enormemente a equilibrar nuestro sistema inmune, o bien estimulando a las células inmunes o bien calmando la inflamación creada por un sistema que reacciona de forma exagerada.